domingo, 4 de noviembre de 2012

Autoempleo 2.0: Si tienes un producto o servicio que ofrecer, decídete y abre tu tienda on-line (III)


 Formas de pago para tu tienda on-line

Para el éxito de cualquier tienda on-line es esencial ofrecer varias formas de pago. Cada cliente tiene su propia preferencia, pero todos quieren que sea una forma de pago segura. Todavía hay muchas personas que tienen miedo a hacer compras por Internet porque temen por su dinero. Por lo tanto, es importante mostrar a los clientes que tu tienda es de confianza y que pueden pagar con toda seguridad. Las formas de pago más habituales son:

1. Pago por tarjeta: es sin duda un método rápido, fácil y cómodo tanto para el cliente como para el vendedor, aunque conlleva los gastos de mantenimiento. Normalmente para que puedan hacer pagos a través de tarjetas de créditos puedes elegir entre:
    • Pasarelas de pago de los bancos (tpv virtual): al realizar el pago con tarjeta el cliente entra directamente en la página de un banco determinado. Los datos se intercambian directamente entre el cliente y el banco y no pasan por la tienda, con lo cual tiene toda la seguridad que ofrece la entidad bancaria. Ejemplos de estas pasarelas son los sistemas 4B, epagado y Servired
    • Otras entidades privadas que no son bancos: en ocasiones los bancos no aceptan que se utilicen sus pasarelas por ser una empresa nueva. En este caso, existen empresas especializadas que ofrecen los mismos servicios también con la máxima seguridad.  Por ejemplo, Ogone, e-TPV, etc.
    • Obtener tu propio SSL: otra posibilidad es que tu propia empresa obtenga el protocolo SSL que proporciona autenticación y privacidad y así poder hacer desde tu propia web todos los pagos por tarjeta de crédito con la máxima seguridad. 
2. Pago a través de Paypal: Paypal es la web líder para pequeños comercios de Internet en todo el mundo. Los datos de los vendedores y compradores se verifican en un proceso bastante seguro que garantiza la mediación. Este modo de pago resulta una forma segura, rápida e internacional de realizar compras por Internet tanto por parte del comprador como del vendedor, aunque también conlleva comisiones para el empresario.

3. Transferencia bancaria (offline): es un sistema de pago seguro tanto para el cliente como para el vendedor. Además, el pago se realiza por adelantado, que siempre es una ventaja para el comerciante. El gran inconveniente es que existe una demora, que puede llegar a 48 horas, entre que el cliente realiza la transferencia y la tienda recibe la confirmación de la misma, con lo cual se retrasa también el envío del producto. El cliente mismo puede decidir si realiza su transferencia con su banco on-line o de la manera tradicional, según sus preferencias y su confianza en Internet.

4. Pago contra reembolso: el cliente paga el producto en el momento que lo recibe. Es bastante habitual, pero normalmente conlleva un recargo adicional al cliente, ya que es la compañía de transporte quien se encarga del cobro y eso lo encarece. El gran problema que presenta para el vendedor es que el cliente puede rechazar el producto cuando llega al destino, lo que supone un sobrecoste para los empresarios.

5. Otras formas de pago offline: existen cupones prepagos, por ejemplo Ukash o Paysafe Card, que permiten hacer compras on-line a través de un código PIN. El cliente sólo tiene que introducir el PIN para realizar la compra. Normalmente se pueden conseguir en lugares como correos. Esta forma de pago también conlleva gastos para el empresario.

Conexión segura

Aparte de las formas de pago, también la protección de los datos de tus clientes es importante. Desde el momento que el cliente introduzca sus datos personales para enviarlos a través de la web, la tienda on-line debe tener una conexión segura para que terceras personas no puedan captar esta información, ni los datos de pago. El sistema de protección habitual para realizar conexiones seguras es el Secure Sockets Layer (SSL), que es el protocolo para la encriptación de la información confidencial entre navegadores y servidores webs.

Máxima confianza

Existen también diferentes asociaciones que se han unido en la creación de un sello de confianza para empresas que sigan un buen código ético de prácticas en Internet. El sello se denomina ConfianzaOnline y certifica que todas las webs donde aparezca su sello cumplen estas buenas prácticas comerciales. 

Asegúrate que ofreces formas de pago diversas para que tus clientes puedan elegir aquéllas que más les convienen  y que todas ellas son plenamente seguras. Recuerda cuanto mayor sea la confianza, mayor será también el número de compras.

 Fuente: comercionista.com

Continúa:

(IV) Logística

No hay comentarios:

Publicar un comentario