lunes, 29 de octubre de 2012

Autoempleo 2.0: Si tienes un producto o servicio que ofrecer, decídete y abre tu tienda on-line (I)


Uno de los sectores que está teniendo mayor empuje en los últimos tiempos es el comercio on-line. El porcentaje de gente que compra artículos por Internet está creciendo año a año y esto lleva a que muchos se pregunten por las posibilidades que tienen a la hora de montar una tienda on-line.

Está clarísimo que este tipo de venta en la red es el presente y el futuro, que es la única alternativa para muchos negocios, que es una clara oportunidad de negocio y éstas son las razones: 

  • Es tu escaparate ante el mundo entero.
¿Qué haces cuando te vas de vacaciones? Buscas hoteles en la web y eliges el que más te convence por esa primera imágen que te da su web desde la comodidad de tu casa.

¿Cuándo te vas a comprar un coche? Investigas en profundidad todo lo relacionado con el coche, comparas, haces números y a medida que vas conociendo más a través de la web, vas tomando la decisión, tomándote todo el tiempo que necesitas.

¿Cuándo quieres un disco, una prenda, un vino, ….? Te sientas en el sofá de tu casa y buscas en la web información que te ayude a decidir.

Si tus productos no están en Internet, NO EXISTEN y el usuario se los comprará a la competencia.

  • Tus clientes ya están en Internet.
Si todavía no has comprado, pronto lo harás. Y una vez que empieces, ya no hay marcha atrás. Lo mismo que haces tú hace el resto del mundo: navegar por Internet y decidir comprar.

Algunos usuarios simplemente toman la decisión de comprar con la información que han visto en la web y acuden a la tienda física y otros directamente terminan comprando en la web.

Si tu producto no está en Internet, no formará parte de la decisión de compra del usuario que se ha sentado en el sofá para comprar.

  • Tu tienda física estará abierta los 365 días del año, las 24 horas del día.
No hay horarios. Hay usuarios que en horas de trabajo deciden navegar para buscar productos, servicios, otros prefieren el anochecer mientras ven el telediario, otros de madrugada. Puedes atender todas las situaciones. Tú no tienes que vender nada. No tienes que estar 24 horas on-line. Es el usuario el que compra. Tú empezarás a trabajar cuando tengas el justificante del cobro.

  • No existirán fronteras para tus productos.
¿Por qué limitar la venta de tu producto o servicio a una tienda o empresa? ¿Por qué esperar detrás del mostrador a que entre alguien? ¿Por qué limitar el acceso a los usuarios que paseen por ahí? ¿Por qué limitarte a los usuarios que ya te conocen?

Abre el gran portón que es Internet al mundo entero. Conviértete en un clic, en una empresa internacional.

  • Es más barato que nunca.
¿Cuánto te costaría abrir una tienda en cada ciudad del mundo, en cada pueblo, en cada rincón? Tener tu propia tienda on-line es una inversión mínima. Súper asumible por cualquier empresa. Está al alcance de cualquiera. Los gastos fijos son 0 €. No tendrás gastos de local, luz, agua, catálogo,  etc.

  • Podrás analizar en tiempo real.
Qué funciona, qué no, qué has vendido, qué productos tienen más éxito, en qué momento abandonan la página, cuáles son las necesidades y gustos de tus clientes, etc. Mide y vencerás.  Analiza y podrás adaptarte.

  • Es más fácil que nunca.
La mayor parte de plataformas de e-commerce de hoy día te ofrecen gestores sencillos que pueden ser administrados sin ningún problema por ti mismo. Son sencillos, intuitivos, ágiles. 


En el próximo post comentaré las distintas opciones que existen para crear una tienda virtual o tienda on-line de manera relativamente sencilla y aprovechar el crecimiento que está teniendo el comercio electrónico en la actualidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario