lunes, 25 de junio de 2012

La Foto de Perfil: la primera impresión es la que cuenta


Según un estudio publicado recientemente en el diario estadounidense The Wall Street Journal, la fotografía que escogemos en Linkedin es una herramienta clave para transmitir en pocos segundos quiénes somos, qué marca (oficio, faceta) representamos y qué valores inspiramos. 

La realidad es que los perfiles con fotografías son hasta siete veces más vistos que aquellos que carecen de una. Así que, ¿por qué no dedicarle un merecido tiempo a escoger una fotografía que se convierta en toda una estrategia laboral?

A menudo olvidamos que la imagen que mostramos de nosotros mismos en las fotos que colgamos en nuestros perfiles de las redes sociales, es el primer contacto de nuestros posibles empleadores con nuestra identidad virtual. Da lo mismo que seas responsable y mantengas las formas en tu vida real, si luego, en la red, no das esa misma impresión.

Tus esfuerzos no habrán valido la pena si, al teclear tu nombre y apellido en Google, los resultados no corresponden en absoluto con tu verdadera personalidad. Para evitar una sorpresa desagradable, es aconsejable cuidar hasta los más pequeños detalles de tu experiencia online, por eso, la fotografía de perfil merece unos minutos de reflexión.

Porque, en FacebookTwitter y LinkedIn, entre otras herramientas, la primera impresión es la que cuenta.Pero cuidado: ni todo LinkedIn es profesional ni todo Facebook es personal. Por ello, estés registrado en dos, tres o cuatro redes sociales, es aconsejable mantener cierta coherencia entre tus diferentes perfiles.

Y por supuesto, no dejes la fotografía vacía por defecto o ese incómodo huevo en Twitter. ¿Acaso tienes tú esas facciones? 

- En LinkedIn, la pose y el vestuario deberán ir acordes a tu personalidad y a tu trabajo. En vestimenta formal, si la requieres día a día, en otras palabras, la imagen de perfil debe ser reflejo de tu energía y personalidad. 

- Las instantáneas de fiestas nocturnas, bodas o posados con la mascota no son aconsejables, pero si son temporales en una red social como Facebook, dan una nota de color.

- En Twitter, por ejemplo, los usuarios agradecen que la fotografía de perfil se cambie habitualmente, pues refleja actividad y presencia. Como en la vida real, nuestro rostro pasa por muchos momentos. 


En conclusión, la fotografía de nuestros perfiles en redes sociales no es una cuestión que deba tomarse a la ligera, ya que puede ser la diferencia entre obtener un empleo o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario