miércoles, 2 de mayo de 2012

Claves para buscar empleo con efectividad en las Redes Sociales


Desde que a finales de 2.009 Pablo Sanmarco creara el grupo “Trabaja en Comunicación” en LinkedIn, ha podido ver muchos currículums y analizar el comportamiento de aquellos candidatos que querían acceder a un puesto de trabajo. Sus conclusiones al respecto las ha resumido en las siguientes ocho claves que habría que tener presente a la hora de moverse por las redes sociales con este fin:

1.  Google, tu mejor aliado. Cuida tu personal branding, ten actualizados tus perfiles profesionales, incluye descripciones concretas y palabras claves. En definitiva, pónselo fácil a quienes van a revisar tu CV.
2.  Tómate tu tiempo y completa tu perfil con las múltiples posibilidades que ofrece (rss, blog, Twitter, Slideshare, fotografía…).
3.  Utiliza las redes sociales profesionales. Al día de hoy, LinkedIn es una referencia para cualquier persona que quiera desarrollar una carrera profesional. Además de LinkedIn, puedes utilizar otras plataformas, como Viadeo, Xing o las últimas aplicaciones para Facebook: Branchout o Beknown.
4.  LinkedIn, más que un perfil. LinkedIn ha evolucionado mucho y desde hace algún tiempo permite monitorizar determinadas empresas, lo que puede servirnos para estar “alerta” de cualquier puesto que pueda quedar disponible. Además, date de alta en aquellos grupos que más encajen con tu desempeño profesional, ya que es común encontrar ofertas de empleo en los mismos. Otro aspecto interesante es el de pedir que algún contacto recomiende tu trabajo (funciona mucho más de lo que en principio pueda parecer).
5.  Sinceridad ante todo. Un técnico en selección de personal normalmente tiene que lidiar con numerosas aplicaciones, por lo que los candidatos deben adaptarse a lo que piden en las ofertas. Por ejemplo, si postulas para un responsable de comunidades online y ni siquiera sabes adjuntar tu URL personalizada de Linkedin, da mala imagen.
6.  Sé proactivo. Otro de los aspectos que más llama la atención es que hay personas que, en lugar de postular a una vacante y seguir las pautas marcadas, pretenden que sea el propio reclutador el que se “tome la molestia” de ver su perfil. A día de hoy, eres tú el que tiene que ir hacia el empleo, ya que el empleo no irá hacia ti.
7.  Cíñete escrupulosamente a lo que te piden. No “inventes”: si tienes que rellenar un formulario, hazlo; si hay que incluir un enlace a un perfil, lo mismo. No incluyas más información de la estrictamente necesaria, salvo que exista un espacio al uso.
8. Participa y comparte. “El movimiento se demuestra andando”: comparte tus conocimientos con los demás, pero sin caer en el autobombo. Es preferible realizar menos aportaciones, pero de calidad, a incluir comentarios que no vienen a cuento.

            Fuente: comunicacionymarcas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario